DISMINUYE EL CONSUMO DE TODAS LAS DROGAS EN LA POBLACIÓN DE 14 A 18 AÑOS.


El consumo de drogas en la población escolar de entre 14 y 18 años ha disminuido en nuestro país en los últimos dos años. Esta reducción se observa en todas las sustancias psicoactivas analizadas, aunque se da de forma más acusada en los consumos intensivos de alcohol (borracheras y consumo en atracón). También disminuye la disponibilidad percibida para todas las drogas, excepto para el alcohol.

Los datos los recoge la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2014-2015, que ha dado a conocer en rueda de prensa el ministro en funciones de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. Alonso ha estado acompañado por la Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero y por delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín.

El Ministro ha subrayado el importante esfuerzo realizado en esta legislatura por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas en materia de prevención y la eficacia de la implicación del conjunto social en la lucha contra las drogas: “La reducción del consumo de drogas es una buena noticia que demuestra que si toda la sociedad camina en el mismo sentido, podemos obtener buenos resultados” ha destacado. Pese a ello, el ministro en funciones ha insistido en la necesidad de no bajar la guardia y seguir trabajando en la misma línea, puesto ‘casi 8 de cada 10 escolares reconoce haber bebido alguna vez y persiste la baja percepción de riesgo sobre el consumo de cannabis”.

Entre las medidas adoptadas incluidas en el Plan de Acción 2013-2016 ha destacado la incorporación de las adicciones al juego al ámbito de actuación de la Dirección General del Plan Nacional Sobre Drogas; los programas de colaboración con la hostelería para promocionar un consumo responsable de alcohol o el programa de formación de agentes de policía local como agentes tutores en colaboración con la Fderación Española de Municipios y Provincias, y la mejora de la gestión del Fondo de Bienes Decomisados.

Los principales resultados de este estudio son los siguientes:


- Desciende el consumo de todas las drogas.
- El alcohol y el tabaco, seguidos del cannabis siguen siendo las drogas más consumidas por los estudiantes españoles. Le siguen, por este orden, hipnosedantes (con y sin receta), cocaína, éxtasis, alucinógenos, anfetaminas, inhalables volátiles y heroína, que se sitúa en último lugar.
- Los hombres consumen drogas ilegales en mayor proporción que las mujeres. Entre la población femenina está más extendido el uso de drogas legales, como el alcohol, el tabaco o los hipnosedantes.
- Se rompe la tendencia creciente en el consumo de hipnosedantes por parte de las mujeres.
- Desde 2010 disminuye la disponibilidad percibida para todas las drogas, excepto para el alcohol.
- Los estudiantes de entre 14 y 18 años perciben el alcohol como la sustancia menos peligrosa y consideran que el tabaco es más peligroso que el cannabis.
- En el caso de los consumos habituales, las mujeres tienen mayor percepción de riesgo que los hombres.
- Educación en las escuelas, tratamiento voluntario a los consumidores, control policial y aduanero y campañas de publicidad son las medidas que los escolares consideran como más eficaces para luchar contra las drogas.
- Los profesionales sanitarios, los profesores y la familia son por este orden los grupos preferidos por los escolares para recibir información sobre drogas. Uno de cada tres se siente perfectamente informado sobre estas sustancias, sus efectos y riesgos. 1 de cada 5 se siente informado ‘a medias’ y sólo el 5,95 considera que está mal informado.